A la vieja japonesa del vídeo le sigue gustando follar como una cerda por mucho que ya tenga una edad y que haya pasado tiempo desde la última vez que sintió una polla dentro de ella. A la vista del calentón que lleva le dice a su hijo, el típico hombre de cierta edad que no se ha independizado nunca y que sigue viviendo con su madre, que se desnude, que se lo va a follar. Y así al menos aprovecha que continúa estando en casa. La madre se monta encima de él, se clava la polla hasta el fondo y está cabalgando lo menos quince minutos hasta notar los chorros del hijo llenándola por dentro.

(21328)

Category:

Madres e Hijos

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*