Hace mucho tiempo que esta vieja japonesa se decidió entregar en cuerpo y alma a hacer felices a sus nietos a la vista de que convive con ellos en la misma casa. La muy zorra, para la edad que tiene, tiene un cuerpo muy jugoso, con unas buenas tetas y unas carnes bien puestas incluso mejores que las de muchas japonesas más jóvenes. Si a eso le sumamos que come polla bien y que es sumisa de forma que sus nietos se la puedan follar como quieran y que hagan con su cuerpo lo que les apetezca, al final la puta siempre está follando con uno o con otro.

(32392)

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*