Al hijo de esta madura le va el fetichismo y lo que ha hecho que le ha enfadado tanto a la mujer es pajearse con su ropa interior. El tío roba las bragas de su madre para hacerse pajas y ella no tiene ninguna intención de dejar que eso quede pasado por alto. Después de regañarle lo que hace es echarle un buen polvo y decirle a su hijo que se deje de ostias y que si quiere correrse lo mejor que puede hacer es meterle la polla cada vez que le apetezca. A la madre le encantará satisfacerle como una puta.

(70025)

Category:

Madres e Hijos

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*