En ese momento en el que es pillado por su madre este chico cree que se ha metido en un grave problema. Pero en realidad tiene la suerte de su lado, porque la madurita es ninfómana y su coño lleva tiempo sin recibir ninguna polla dentro. Así que aunque el hijo no se había planteado que eso pudiera pasar y solo estaba pajeándose, la madre termina agarrando su polla y metiéndosela dentro del coño por sí misma para notarla toda dentro. Después le hace una mamada y se la pone más dura para que se la siga follando hasta correrse.

(72429)

Category:

Madres e Hijos

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*