Este papi siempre había sido un hombre muy normal, hasta que esa mañana escucho gemir a su hija, está teniendo sueños húmedos y sus jadeos hacen que al padre se le pone la verga dura como una piedra, el hombre se sienta a los pies de la cama y mira el culo de su hija, con una mano le aparta suavemente las bragas y vemos el hermoso coño que tiene, ¡¡y ya os podéis imaginar amigos!!, mejor le dais al play y descubrís como acaba la historia, el incesto es así de sorprendente, y tu ¿has tenido sexo con alguien de tu familia?…

(123050)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*