El padre ya no lo aguanta mas, su hija crece y se desarrolla como mujer, cada día que pasa la niña está más bonita, ¡tanto que no se puede aguantar!. Total que se la folla en el asiento trasero del coche, allí en el garaje de la casa donde piensa que nadie les verá, y esta es una de tantas, siempre en secreto, con mucho cuidado de que su madre no se entere, pero el incesto entre el padre y la hija se convierte en la cosa más normal del mundo, y es que cuando el vicio entra en una familia ya no hay quien lo arregle…

(52651)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*