Ver la polla bien dura de su hijo hace que esta madre se ponga tan cachonda y tenga el coño tan empapado que solo puede pensar en lo mucho que le gustaría sentirla dentro de ella. Primero se intenta conformar con hacerle una mamada, pero la polla está durísima y el hijo no parece que se vaya a correr solo con su boca. Eso es lo que hace que la madre decida en follárselo y en disfrutar de un buen polvo como los que hace mucho que no tiene a la vista de que su marido ya no le mete la polla nunca.

(37284)

Category:

Madres e Hijos

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

1 Comentario