En el momento en el que el hijo de esta madura descubre que tiene una madre infiel que engaña a su padre cada dos por tres y que siempre está caliente, no tiene ninguna duda de que quiere dominarla y follarla. ¿Por qué no va a intentarlo? Si al fin y al cabo la pedazo de puta está tan maciza, tiene esas tetazas y folla tan bien, lo mejor es que él mismo también se aproveche de su coño. La mujer deja que se la folle y que le reviente el coño maduro que tiene de zorra hasta que se ha quedado a gusto.

(54836)

Category:

Madres e Hijos

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*