La tetona de su hermana no debería hacer estas cosas si no quiere acabar mal parada, porque su hermano al final ha decidido cobrarse venganza por ir todo el día con la polla dura. Mientras la hermana está en la cocina medio desnuda, solo vestida con un delantal que hace que se le vean sus enormes tetas, el tío llega por detrás y le empieza a meter mano. La manosea, la penetra y está follándola sin que se enteren los padres. Así confirma que la hermana es una buena puta a la que no le importa ni que la follen ni que la pongan a chupar polla hasta el fondo de la garganta hasta probar la corrida.

(37595)

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*