El tío del vídeo está cachondo y tiene uno de esos momentos en los que necesita follar sea como sea o se volverá jodidamente loco. Por eso lo único que puede hacer es ir a la habitación de su hermana, que está durmiendo, e intentar seducirla para ver si se deja meter la polla como algunas otras veces. La chica no pone muchas dificultades porque también le gusta el sexo sin límites, así que como tiene una máscara se guarda su identidad en secreto y deja que el hermano la folle a su ritmo tal y como quiera. Por supuesto, como más le gusta al hermano meterle la polla es a cuatro patas.

(35536)

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*