Este hombre es un cabronazo pervertido que sabe bien que su hija está loca por él y que haría lo que fuera. Él quiere que la zorra triunfe en la vida y que sea la animadora a la que todos se quieren follar, así que él mismo la entrena para convertirla en una puta de cuidado. Le enseña cómo tiene que tocarle la polla, pero sobre todo a ser una sumisa con un chochito prieto en el que dé gusto meter el rabo. Le manda que obedezca en todo y que se deje penetrar sin quejarse en ningún momento hasta que haya sentido la leche.

(28447)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*