Por ahí hay mucho hijo de puta suelto, y sino que se lo digan a esta pobre chica, que acaba violada por su padre una noche en la que el hombre no tenía otro agujero en el que meter la polla. El viejo droga a su hija y espera a que se duerma en la cama teniendo puesta una faldita muy sexy que seguro que ha traído del instituto. Cuando ya está dormida la empieza a penetrar por su joven coñito y no se detiene ni tiene ningún tipo de lástima por ella hasta llenárselo con su corrida, dejándola manchada para que lo vea cuando se despierte.

(54759)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

1 Comentario